domingo, 26 de octubre de 2008

Garzonada de turno

Una más, y creo que no será la última. En su afán por conseguir el Nobel de la Paz, este juez, se ha decidido, cargado de valor (¿?) meter en la cárcel (treinta y tres años después de muerto -aunque hasta la fecha nadie ha presentado ante dicho juez el correspondiente parte de defunción) al Generalísimo Franco y toda la patulea de jerarcas azules y militares que le acompañaron en la instauración del Nuevo Estado.

No entraré en consideraciones históricas, porque considero el asunto tremendamente ajeno a la Historia, pero si me gustaría compartir con todos vosotros algunas reflexiones sobre el origen y oportunidad de la garzonada.

Para empezar creo que habría que encuadrarlo como tema político y dejarse de envolturas históricas, ya que encaja (como veremos) en el proceso de cambio de régimen velado, al que Zp y cia nos conducen. Cambio de régimen que comenzó con el lío territorial, Estatut y todos los que vinieron detrás, y al que recordemos el Pp (de forma anormal y suicida) se ha sumado graciosamente. Cambio de régimen que tiene en la verdad oculta del 11 de marzo otro episodio deleznable y trágico. Cambio de régimen que quiso tener en la negociación con la ETA una excusa perfecta. Y finalmente, cambio de régimen, que tiene que declarar ilegal el régimen anterior (de donde viene el actual y legítimo) para poder sustituirlo abiertamente y bajo una apariencia de legalidad. Esa es la contribución de la Garzonada al cambio de régimen zapateril.

La coartada, relacionar el franquismo y la represión que siguió al fin de la Guerra, con un supuesto crimen contra la humanidad, equiparable (dice el ínclito juez) al de la Alemania Nazi. Ante eso y si además citas varias decenas de miles de fusilados y le adjuntas cinco o seis fotografías de fosas excavadas, la gente se rinde y se lo traga todo.

Esa es en mi opinión, la función de la Garzonada, y pobre de aquel que se esfuerce en oponer argumentos históricos o jurídicos. Hace tiempo que a esta gente no le vale nada. Saben desde hace casi veinte años, que no llevan razón, que han perdido el norte y que ya no tiene detrás la fuerza de una ideología (como el marxismo) que los ampare. Rechazan el debate de los argumentos porque lo pierden, por lo que prefieren ir directamente a la mentira y el engaño, que les resulta mucho menos costoso y más útil.

2 comentarios:

Así está Murcia dijo...

Lamentable, por un lado, siempre se ha dicho que la responsabilidad penal se extingue con la muerte, pero al parecer, eso no sirve para Franco, o eso, o nos ha engañado a todos y lleva 33 años de vacaciones.

Pero, es que una vez más, la realidad es muy sencilla, Garzón, que fue en las listas del Partido Socialista en una ocasión, es usado para que no se hable de la crisis.

Aún así, si quiere investigar, creo que un tal Santiago Carrillo sigue vivo, no sé, que le pregunte acerca de la Guerra Civil, ¡ah no! que ése iba con los buenos, en fin, lamentable, no se puede hacer justicia sólo a un bando.

Tienes libertad dijo...

El número dos de mister x lleva mucho tiempo sin ser el protagonista de las portadas de los periódicos de tirada nacional. Ahora lo está consiguiendo con el objetivo de no hablar de la crisis, de política exterior, etc. LAMENTABLE.