lunes, 30 de junio de 2008

¡Campeones!

Han pasado 44 años desde que España consiguiera su última Eurocopa, 24 desde aquel fallo de Arconada que nos privó de repetir la hazaña en plena Francia. Tocaba ya, después de tantas ilusiones perdidas, que el fútbol nos diera una alegría, y que el equipo nacional, el de todos, nos hiciera a España entera, campeones y reyes de Europa, aunque fuera por unos instantes.

A los que nos gustan los deportes, solemos justificar nuestra afición de diferentes formas; yo creo, que lo mágico del fútbol, baloncesto, balón volea, balonmano y tantos otros, es que consigue transportarte a una situación en el que pleno de emoción, parece como si tocaras la gloria (o por lo menos así lo creemos) cuando tu equipo gana tal partido o tal competición, pero al poco, eres consciente que la vida sigue igual, con los mismos retos y problemas pero con un "algo" distinto. Ese algo, esa alma invisible del deporte es lo que hace que tantos y tantos millones de españoles, estuvieran ayer pegados al televisor, a la radio y que salieran desde todos los rincones de España, a celebrar una victoria que creen suya.

Esa es la parte mágica del deporte. Mi enhorabuena a todos los que ayer, se sintieron como yo, campeones de Europa.

2 comentarios:

lotto 649 winning numbers dijo...

It could give you more facts.

Así está Murcia dijo...

Pues sí, ya tocaba, espero que estuvieras en La Redonda, ¡¡YO SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL!!

Un abrazo