martes, 6 de noviembre de 2007

Contradicciones de la Ley de Memoria Histórica (I)

Hace unos días se aprobaba en el Congreso la definitiva redacción de la llamada Ley de Memoria histórica, cumpliéndose así, uno de los proyectos más siniestros de Zp de querer imponer sobre el pasado una visión única y total, optando por una de las dos España para así criminalizar a la otra. A partir de ahora, cualquiera que se salga del guión marcado por los historiadores de carné (Preston, S. Juliá, Moradiellos, Beevor...) será ya no sólo considerado un facha enemigo de la democracia, revisionista o seguidor de Pío Moa, sino que además, estará también saliéndose de los márgenes que marca dicha ley.

Como sabrán, uno de los disposiciones recogidas la norma, es la de retirar los nombres del callejero de todos aquellos que hubieran pertenecido o colaborado de alguna u otra manera en el régimen del 18 de Julio. Y entonces, ¿la calle que le prometió Gallardón a Polanco? ¡Qué desagradecidos los chicos de la memoria histórica con D. Jesús! Sirva este ejemplo, para decir que a día de hoy, ni un sólo socialista está libre de pasado franquista, bien sea directamente bien sea a través de un familiar o por disfrute y promoción en un sistema que ahora califican de "ilegal".

La historia está en los libros, archivos y sobre todo en la memoria personal de cada uno. Ninguna ley, por mucho que se quiera, puede obligar a nadie a cambiar sus recuerdos o ideas, y esto último es lo que precisamente persigue lo aprobado recientemente: eliminar la memoria colectiva de la nación entera. Arrinconar como esporádicos y necesarios incluso, los crímenes de un bando, exhortándolos por que eran y luchaban claramente contra el fascismo y por la democracia, condenando, 30 años después de morir Franco, al bando vencedor.

Pero además esta ley tiene otro objetivo: servir de herramienta de autolegitimación para la izquierda en general y el socialismo en particular, ante el descrédito sufrido estos últimos años. Gal, fondos reservados, nepotismo...y negociación con ETA, negación de la nación española, apoyo a estatutos rupturistas...es indudable que al PSOE no le queda otra que arrimarse a la historia, previamente manipulada, para presentarse con meridiana credibilidad a la opinión pública.

Perverso en definitiva, pero tan cierto como que la ley es ya una realidad y sus consecuencias, que se dejarán sentir y con mayor intensidad que la de otras leyes (se tildará al PP de franquista y se le intentará excluir por todos los medios) pronto las comenzaremos a sufrir.

3 comentarios:

Hartos de ZPorky dijo...

Esa Ley es simplemente para establecer que en 2007, derrotado el Ejército Nacional, y muerto hace más de 30 años el General Franco, zETA ha ganado la Guerra. ¡¡¡VIVA LA REPÚBLICA!!!.

Critón dijo...

Pues no me extrañaría nada que lo publicasen...

Así está Murcia dijo...

Y ahora con Formación del Espíritu Socialista, perdón Educación para la Ciudadanía, no me extrañaría que en su afán aleccionador volviera una especie de NODO